Las almazaras onubenses se unen para comercializar su aceite de calidad.

La cooperativa comercializadora del aceite de Huelva ha nacido de la unión de las cooperativas Nuestra Señora de la Oliva de Gibraleón, San Antonio Abad de Trigueros, Cooperativa Agroalimentaria Virgen del Rocío, de Almonte, Olivarera de San Bartolomé de Paterna, Nuestra Señora del Reposo de Candón, Sociedad Cooperativa Bartolina, de San Bartolomé de la Torre y Nuestra Señora del Puerto, de Zufre. 
  
Entre todas suman una superficie de 8.500 hectáreas de olivares y producen más de 2,1 millones de kilos de aceite de la mayor calidad y con las características que distinguen a este producto onubense, cada vez más demandado fuera de la provincia. Es casi la mitad de las cooperativas almazaras activas de Huelva, que molturan más de 11 millones de kilos de aceitunas cada año. 
  
Esta sociedad comercializadora Onucoop es fruto de casi dos años de intenso trabajo de las mencionadas cooperativas con el impulso de Agronuba (cooperativa de segundo grado que integra a otras 28 cooperativas onubenses y defiende sus intereses) y la Fundación Caja Rural del Sur. En estos días se perfilan las características definitorias de su identidad, toda vez que la comercializadora ya cuenta con un consejo rector que trabaja en la puesta en marcha definitiva de esta experiencia que supone una defensa conjunta del producto aceitero onubense, redundará en un mayor reconocimiento de consumidores que sepan apreciar las peculiaridades de nuestros los aceites onubenses y en una mejora de las expectativas del sector agrícola mediante la optimización de las estructuras y recursos de las cooperativas que integran el proyecto.  

No hay comentarios :

Publicar un comentario