Dos Rombos 19 de mayo 2016| Pedagogía Sexual en los medios de comunicación y entrevista a Nayara Malnero

En estos programas anteriores hemos aprendido que debemos establecer objetivos ambiciosos en cuanto a la pedagogía y educación sexual. No debemos limitarnos simplemente a concienciar sobre el uso de medidas anticonceptivas y que prevengan ETS. Igualmente tenemos que ser ambiciosos en cuanto a los campos donde vamos a enseñar a nuestros jóvenes. No debemos dejar que solo se informen y aprendan en las escuelas y en las redes sociales. Enseñar en nuestros hogares debe ser el eje principal de una buena educación sexual de nuestras hijas e hijos. Eso sí, una buena educación sexual, tenemos que rechazar las simplezas e implicarnos de forma progresiva y activa. Existen muchas personas que a lo largo de la infancia y juventud de nuestras hijas e hijos pueden tener un papel relevante en su educación sexual, pero el papel de la familia, aparte de ser incuestionable ha de ser muy persistente e intransferible. En estos nuevos tiempos, donde encontramos una sociedad con diferentes modelos de familias, hay que decir que en cualquiera de ellos la educación sexual debe ser la misma, y siempre de una manera simpática y extrovertida.

Las familias, quieran o no quieran, siempre están educando sexualmente a sus hijas e hijos, porque no solo enseñamos con lo que hablamos, si no también con lo que callamos. Nuestros hijos están constantemente, y de forma inconsciente, intentando imitar a sus padres y madres.

En Dos Rombos siempre hemos sido partidarios de enseñar a los niños y niñas sobre sexualidad desde una edad temprana, desde que empiezan a “echar los dientes”. Solo así formaremos a personas sexualmente maduras y abiertas, tolerantes y respetuosas.

Por otra parte, hay que tener en cuenta que no solo los niños aprenderán, esta tarea de enseñanza es recíproca, todos aprenderemos. Igual de importante es hablar que escuchar.Y sobretodo: la buena disposición. Eso es realmente lo importante, que el niño o la niña siempre nos vean dispuestos a charlar y abiertos a comprender. La sexualidad que queráis enseñar a vuestros hijos ya es cosa vuestra. Hoy, en Dos Rombos, Pedagogía Sexual en la familia.

No hay comentarios :

Publicar un comentario